Mi vida en los Kinks

Homenaje a The Kinks y Ray Davies en forma de café concierto. Los temas más populares de esta banda británica se adaptan al castellano en una propuesta que es también un retrato generacional.

Carlos Garrido se refiere a Mi vida en los kinks de la siguiente manera: “Así era yo en el año 1964: un adolescente granudo y solitario. Paseaba por unas avenidas enormes y grises, a la luz de las farolas, con mi gabardina y mi acné.

“De repente un riff de guitarra cambió mi vida. Eran los Kinks, que con su You really got me compusieron el himno para los más rebeldes y gamberros. Los Kinks me hicieron comprender que el rock and roll es una cultura. Las canciones de Ray Davies tienen su poesía, su fuerza, su mundo interior.

“Desde entonces, el rock and roll forma parte de mi vida como el aire que respiro. Es una forma de sentir el mundo y sobre todo una forma de seguir despierto, rebelde, inconformista. Vivo”.

El espectáculo se estrenó en la Sala Petita del Teatre Principal de Palma en 2008.

Anuncios