0

En el año 2004, coincidiendo con una estancia en la residencia del yacimiento grecoromano de Empúries, el sol me reveló una sorpresa. Un nombre escrito en la muralla romana: «Primvs». Sorprendentemente, nadie se ha preocupado en estudiarla ni protegerla.

© Carlos Garrido Torres 2020. Todos los derechos reservados.